Según mi experiencia las ganas de superarte a ti mismo deben ser tu motivación, una regla que tengo es que nunca debo compararme con los demás. Ir viendo tus avances poco a poco es lo que más motiva y saber lo que tu cuerpo puede llegar a hacer. Lo que me gusta de la calistenia es que puede llegar a ser muy retadora, te permite volverte más creativo al momento de exigirte y retarte a ti mismo, siempre hay un ejercicio más difícil o una rutina más compleja